Convinced of the truth

A man is not really convinced of a philosophic theory when he finds that something proves it. He is only really convinced when he finds that everything proves it.

G. K. Chesterton, quoted by Dale Ahlquist in All Roads

Anuncios

Sueño de ayer

El sueño de ayer se aproxima y se repliega, y me mantiene anhelante. Un sueño de pocas vertientes intensas y vívidas; podría haber sido una vida en un instante. En ese mundo que me pertenece ¿cuánto dura el tiempoEse tiempo es solamente el segmento de una noche, que paradójicamente es  capaz de representar y evocar largas o cortísimas historias que podrían valer, cada una, por toda una vida… o no ser recordadas jamás.

Ese sueño de anoche fue especial: un momento eterno y uno de esos sucesos singulares y extraordinarios que, aunque sea sólo el deseo momentáneo de ese intervalo finísimo, deseas vivir genuinamente. Para mí fue como un día entero —bastante pleno— lleno de emoción, diversión, anhelos, determinación, conversaciones, risas, paz, alegría, actos alocados, etcétera.

Si tan sólo conocer a las personas de los sueños fuera posible en la realidad… Sin embargo la ilusión onírica puede ser tan clara como el alba y tan dulce como una noche en compañía. Y ese simple lapso de realística irrealidad, aunque no sea más que un hito evanescente, puede ser tan significativo que nos impulse incluso a plasmar las emociones y pensamientos que provoca en el corazón, convirtiéndolo en un suceso perdurable. Emociones y pensamientos que podrían acompañarnos toda la vida, aunque sean el residuo de un instante imaginario.

El tiempo pasa

 

Se ‘queda en el tintero’:

  1. La descripción de mi sueño. 😉 Quería escribirla a continuación, pero tardé más en el preámbulo de lo que tenía planeado y ya estoy cansado, pues mientras escribo esto ya son casi las dos de la mañana.
  2. Más fotografías (aunque abajo dejaré una más).
  3. Un relato sobre alguno de los muy curiosos y divertidos sueños de mi hermano (de quien, por cierto, hoy es su cumpleaños). Los invito a darse también una vuelta por su blog: El Acueducto Romano.

Agua y cristal

Ventisca de palabras

Comienzo aclarando que ya tengo un blog con este título. Me decidí a iniciar este otro blog en parte para probar WordPress y en parte para tener también en WordPress un blog con el nombre que tanto me ha gustado.

En cuanto al título en sí: así como suele decirse que a las palabras se las lleva el viento, este blog pretende soltar algunas palabras al aire esperando que sean recogidas por alguien. También busco recuperar algunas de las palabras llevadas por el viento y generar discusiones sobre temas interesantes. Espero que tanto ustedes, mis lectores, como yo, salgamos enriquecidos tras esta Ventisca de palabras.